Lo justo para los gastos

Jacobo D√≠az Pineda, Director General de la Asociaci√≥n Espa√Īola de la Carretera

Dos paisanos se encuentran por la calle y uno le pregunta al otro c√≥mo le va la vida. La respuesta no puede ser m√°s escueta y contundente: ‚ÄúHombre, en no comiendo voy sacando para los gastos‚ÄĚ. La escena la describe el popular humorista Jos√© Mota y, de forma inesperada, nos viene a la mente a prop√≥sito de la reducci√≥n a 110 kil√≥metros por hora del l√≠mite de velocidad en v√≠as de gran capacidad puesta en marcha entre marzo y junio.

Esta medida se present√≥ como herramienta para reducir el gasto nacional en combustible. Conviene recordar en este sentido que las carreteras a las que afectaba apenas suponen el 10% de la red total. Adem√°s, en multitud de puntos de estas grandes v√≠as es imposible alcanzar los 110 kil√≥metros por hora debido a los altos niveles de tr√°fico que se registran. √Čstas fueron algunas de las causas del revuelo tras el anuncio del Gobierno. Con todo, seg√ļn fuentes oficiales, este cambio en el l√≠mite de velocidad ha permitido ahorrar 450 millones de euros en crudo, una cifra notable en plena crisis. As√≠ pues, si realmente ha sido as√≠, ¬Ņpor qu√© en julio se derog√≥ la medida? Sigue leyendo

Las carreteras se mueren

Miguel M¬™ Mu√Īoz Medina, Presidente de la Asociaci√≥n Espa√Īola de la Carretera

Publicado en el diario Cinco Días en su edición del 11 de octubre de 2011

Este era el dram√°tico leit-motiv de una edici√≥n de 1980 de la revista que edita la Asociaci√≥n Espa√Īola de la Carretera, dedicada a la conservaci√≥n viaria. Aunque m√°s propiamente habr√≠a que decir que aquel n√ļmero monogr√°fico estaba dedicado a los problemas que entonces viv√≠a el usuario espa√Īol por falta de una adecuada conservaci√≥n de las carreteras.

¬†Algunas circunstancias de las que motivaron aquella publicaci√≥n se repiten hoy de forma tan dram√°tica como lo era aquel titular ‚ÄĒcrisis econ√≥micade laque Espa√Īa pugna por salir, insuficiencia notoriade lapol√≠tica de inversiones en carreteras, con especial gravedad en relaci√≥n con la conservaci√≥n de las mismas‚Ķ‚ÄĒ, pero otras son radicalmente distintas. En primer lugar, que la red de carreteras de cuya conservaci√≥n estamos hablando no puede compararse a la 1980. Fue aquella una etapa de penuria extrema en la que las pol√≠ticas de inversiones p√ļblicas en infraestructuras de transporte hab√≠an ca√≠do en su conjunto a m√≠nimos hist√≥ricos. Sigue leyendo

Basta ya de mentiras

Elena de la Pe√Īa, Subdirectora General T√©cnica de la Asociaci√≥n Espa√Īola de la Carretera

Parece claro que desde la Asociaci√≥n Espa√Īola de la Carretera, lo natural es que se lancen mensajes a favor de este modo de transporte y en general contrarios a otros, como el ferroviario. Por lo tanto, a nadie sorprender√° que una vez m√°s, salgamos a los medios con mensajes de este tipo.

Sin embargo, hoy la demanda supera la imperiosa necesidad de mejorar nuestras carreteras e impedir que nuestro patrimonio viario, propiedad de todos, se pierda; la demanda hoy es una petici√≥n de claridad y transparencia, en la toma de decisiones, en la gesti√≥n y en los mensajes que se lanzan a la opini√≥n p√ļblica desde los estamentos pol√≠ticos. Basta ya de mentiras. Sigue leyendo